En un video quedaron registrados varios policías de Villa de Leyva (Boyacá), portando el nuevo uniforme de la institución, y suministrándole varias descargas eléctricas con armas Taser a un joven a quien capturaron al parecer bajo estado de embriaguez, y quien, según la policía, estaba protagonizando una riña junto con otros jóvenes en un sector residencial del municipio.

La actuación de la policía fue cuestionada: según la ciudadanía, hubo un desproporcionado del uso de la fuerza, pues agredieron al ciudadano cuando este ya se encontraba reducido y esposado.

Sin embargo, el comandante del departamento de policía de Boyacá, coronel Jorge Miguel Cabra, explicó que “hubo lesiones personales del joven a los uniformados, donde en medio del procedimiento policial, los jóvenes se salieron de control, atacaron a la policía, y esta tuvo que actuar, sin embargo ya pusimos todo a disposición para determinar si disciplinariamente se actuó bajo los parámetros establecidos por nuestra institución”.

La situación provocó la movilización de varios ciudadanos en el pueblo, y se desarrolló en la tarde noche de este jueves una protesta pacifica en la plaza central de Villa de Leyva.

Yerson Garcia, uno de los jóvenes que convocó la manifestación, sostuvo que “se trata de pedir tolerancia y buen trato, nuestro pueblo es pacifico y le decimos no a cualquier ataque a los derechos humanos”.

Por su parte, el abogado del joven que recibió las descargas del arma Taser, Juan Farfán, dijo en Caracol Radio que “hubo conciliación entre las partes. Cada uno tiene incapacidad medico legal sin secuelas. El compromiso es de no agredirse, de pedirse excusas, hubo una mediación, el joven salió en libertad, se declaró ilegal la captura, conciliaron y archivaron el proceso”.

Sin embargo, la policía de Boyacá revisará disciplinariamente, si la actuación de los uniformados fue excesiva, y si habría cabida a sanciones.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *